Formación de catequistas

¿Cuándo nos referimos a la formación de los catequistas qué queremos decir? ¿Qué abarca? ¿Por dónde comenzar?

El Directorio General para la catequesis (DGC) nos ofrece útiles orientaciones para la formación de los catequistas.

Al respecto, en el número 233 señala:

Para el buen funcionamiento del ministerio catequético en la Iglesia particular es preciso contar, ante todo, con una adecuada pastoral de los catequistas”.

Advierte por qué es importante la formación de los catequistas:

 “Todos estos quehaceres nacen de la convicción de que cualquier actividad pastoral que no cuente para su realización con personas verdaderamente formadas y preparadas, pone en peligro su calidad” (DGC 234).

A continuación en el número 238 describe las dimensiones de la formación: el ser, el saber, el saber hacer.

 

Mismas, que el Pbro. Alberich, un reconocido catequeta explica con el siguiente esquema.

DIMENSIÓN DE LA FORMACIÓN DEL CATEQUISTA EN EL “SER”

Objetivo: Que el catequista crezca como persona, como creyente, como apóstol y cristiano en el mundo.

ABARCA LOS SIGUIENTES ASPECTOS:

  • IDENTIDAD HUMANA
  • IDENTIDAD CRISTIANA
  • IDENTIDAD ECLESIAL
  • IDENTIDAD SOCIAL

DIMENSIÓN DE LA FORMACIÓN DEL CATEQUISTA EN EL “SABER”

Objetivo: Conocer los elementos esenciales de la pastoral evangelizadora, del mensaje cristiano, conocer a los interlocutores y su contexto socio cultural.

ABARCA LOS ASPECTOS DE:

  • EL PROYECTO DE PASTORAL DE SU IGLESIA
  • NATURALEZA Y COMETIDOS DE LA CATEQUESIS
  • EL CONTENIDO DE LA CATEQUESIS

DIMENSION DE LA FORMACIÓN DE CATEQUISTAS EN EL “SABER HACER”

  • Objetivo: Desarrollar en los catequistas aquellos conocimientos, habilidades, técnicas y actitudes pedagógicas que son necesarios para hacer operativos los procesos de educación en la fe.

    ABARCA LOS SIGUEINTES ASPECTOS:

    • EL CATEQUISTA DEBE SER EXPERTO EN PROGRAMACIÓN CATEQUÍSTICA
    • EDUCADOR CON COMPETENCIA PEDAGÓGICA Y DIDÁCTICA
    • EL CATEQUISTA DEBE SER CAPAZ DE ANIMAR UN GRUPO
    • EL CATEQUISTA debe ser experto en el arte de la comunicación

    El campo de la formación se presenta hoy lleno de exigencias, pero también de esperanzas. Es la esperanza en una acción evangelizadora más incisiva y madura, más significante y sugestiva, capaz de renovar desde dentro el rostro de la Iglesia.

  • ESTA SECCIÓN DE LA PÁGINA TE OFRECERÁ ELEMENTOS QUE ABARCAN ESTOS ASPECTOS PARA TU FORMACIÓN COMO CATEQUISTA.